Destacada

Mujeres y ciudades: Debates, acciones y desafíos por la igualdad y la sustentabilidad

Este 21 y 22 de noviembre, la Red de Mujeres por la Ciudad y la Facultad de Comunicaciones de la Universidad Católica, realizarán el seminario Mujeres y Ciudad, actividad que se realizará en la casa central de la Universidad Católica. 

La Red Mujeres por la Ciudad es una articulación de organizaciones, activistas, académicas y personas interesadas de diferentes ámbitos y de diversas disciplinas, comprometida con el derecho de las mujeres a vivir en una ciudad inclusiva con igualdad de género.

Nos proponemos visibilizar las demandas ciudadanas de las mujeres en su diversidad y promover el reconocimiento de un enfoque de género en las políticas y programas urbanos y una nueva Constitución. 

Conferencias internacionales como las arquitectas Zaida Muxi (Catañuña), Lourdes García (México), Marisol Dalmazo (Colombia) y Ana Falú (Argentina) acompañarán a este colectivo fraguado a la luz de las demandas feministas visibilizaras con fuerza durante los últimos años en nuestro país.

Olga Segovia, arquitecta de Sur Corporación, Patricia Retamal de Ciudad Feminista, Liliana de Simone, académica de la Universidad Católica, Valentina Saavedra de Vértice, Soledad Larraín del Colegio de Arquitectos de Chile, son parte de quienes conversarán y debatirán con las asistentes. 

La actividad es de libre acceso con previa inscripción. Desde las 9.00 a las 14.00 horas de este 21 y 22 de noviembre en el Auditorio de la Facultad de Comunicaciones de la Universidad Católica. Avenida Libertador Bernardo O´Higgins 340, Santiago.

Inscripciones: https://docs.google.com/forms/d/e/1FAIpQLSdyGqmGdlTHBHJNFvD4UvsBHUqyP13ATPve6HIbAXrwUD9Dig/viewform

Destacada

¿Quiénes somos?

Primer encuentro de la Red.

Nuestras ciudades no son espacios neutros que garanticen igualdad para todas y todos; por lo contrario, reflejan y reproducen las desigualdades existentes en nuestra sociedad —de género, de clase, origen étnico, edad, nacionalidad, orientación sexual, entre otras.

La Red Mujeres por la Ciudad, constituida por mujeres de diferentes ámbitos y de diversas disciplinas, es un espacio comprometido con el derecho de las mujeres a vivir en una ciudad inclusiva con igualdad de género. Nos proponemos visibilizar las demandas ciudadanas de las mujeres en su diversidad y promover el reconocimiento de un enfoque de género en las políticas y programas urbanos.

Somos un espacio abierto de intercambio de ideas, experiencias y propuestas que pretende compartir y articular iniciativas con diversas organizaciones e instituciones relevantes en la ciudad, con el propósito de mejorar la calidad de vida de las mujeres. De igual manera, buscamos incidir en el debate de actores sociales y políticos acerca de propuestas que contribuyan a nuestra autonomía física, económica y política y a disminuir las brechas de género en el uso y disfrute de la ciudad.  

Queremos habitar una ciudad sin violencia hacia las mujeres; con una movilidad y un transporte público que reconozca nuestros desplazamientos; una ciudad con servicios públicos de calidad que respondan a las necesidades de la vida cotidiana, y al cuidado de las personas dependientes; una ciudad que contribuya a nuestra autonomía económica con el acceso a un trabajo decente y salarios justos; una ciudad con políticas de vivienda y de espacios públicos que garanticen nuestra seguridad y promuevan nuestro desarrollo.  

Red Mujeres por la Ciudad 

Podcast – ¡Mujeres, la ciudad es nuestra! (Cap 4)

Las invitamos a escuchar el cuarto capítulo de nuestro podcast ¡Mujeres, la ciudad es nuestra!

En este capítulo Valentina Saavedra nos habla de vivienda y reflexiona sobre el llamado a quedarse en casa.

“Quédate en (qué) casa”.

Escúchanos, síguenos, compártenos y participa con nosotras

Podcast – ¡Mujeres, la ciudad es nuestra! (Cap 2)

Las invitamos a escuchar el segundo capítulo de nuestro podcast ¡Mujeres, la ciudad es nuestra!

En este capítulo Paula Campos entrevista a Olga Segovia, quién nos habla sobre la crisis de los cuidados y desigualdad que se evidencia durante la pandemia.

Escúchanos, síguenos, compártenos y participa con nosotras.

Comunicado Cabildo por el Derecho a la Ciudad

Foto final del cabildo
Fotografía: Sandra Aguilera

Noviembre, 2019

El día 31 de octubre del 2019, en el contexto de las movilizaciones más grande de las últimas décadas, producidas por una profunda crisis social y política, más de 100 personas–en su mayoría mujeres— nos reunimos para discutir desde una perspectiva de género sobre cómo la actual estructura y gobierno de las ciudades afecta nuestra calidad de vida, e incide en el malestar expresado por la ciudadanía en las últimas semanas.

Ante los desafíos que esta crisis nos coloca para lograr, en nuestras ciudades, mayores niveles de justicia social, igualdad y dignidad para todas y todos, declaramos lo siguiente:

  1. El malestar fraguado por la profunda desigualdad y la poca seguridad social que existe en Chile, nos remite al debate sobre los procesos de segregación social y espacial y discriminaciones que se reproducen en el interior de las ciudades, generados y vinculados al modelo económico y social que nuestro país adoptó por imposición de la Dictadura Cívico Militar.
  2. Reconocemos que nuestras ciudades, carecen de un enfoque de bien público y de una regulación que resguarde los derechos de las personas. A la hora de planificar, se pone el negocio privado por sobre la vida y las necesidades básicas de las personas. Lo que invisibiliza las necesidades y genera limitantes principalmente en las actividades vinculadas a las labores domésticas y de cuidado –que son el soporte de la vida cotidiana– configurando ciudades enfocadas sólo en la producción y no en la reproducción social.
  3. La inequidad espacial existente, que se expresa en ciudades altamente segregadas, ha contribuido enormemente a la gestación del malestar que se expresa hoy en las calles de todo Chile. Es significativo que el estallido social que vivimos haya comenzado con la evasión masiva del metro, medio fundamental para acceder a lugares de trabajo, estudio y a los servicios de la ciudad que están localizados principalmente en zonas de mayores recursos.
  4. Es urgente enfrentar las politicas urbanas que ignoran las demandas de la ciudadania, profundizando las desigualdades socioeconomicas y de género en nuestras ciudades. Es necesario visibilizar la experiencia de las mujeres y disidencias; considerando que estamos condicionadas en nuestros desplazamientos y rutinas por la inseguridad asociada en muchos casos por la violencia sexual, y el nulo reconocimiento y coresponsabilidad del trabajo doméstico y de cuidado expresado por espacios públicos inseguros, servicios escasos o de mala calidad y transporte pensado únicamente para producir.
  5. Es fundamental avanzar en descentralizar nuestras ciudades, a través de una planificación integral e inclusiva que fortalezca lo público, distribuya los recursos, servicios y equipamiento de forma equitativa e incorpore mecanismos de participación vinculantes que permitan pensar, diseñar, y construir ciudades desde perspectivas diversas, distintas a la visión masculina hegemónica.
  6. Reconocemos la necesidad de generar y fortalecer espacios colectivos de encuentro y debate que articulen las demandas ciudadanas y revisen desde una perspectiva crítica y de género la política urbana vigente y la discusión legislativa en curso, como el proyecto de integración social y urbana.
  7. Llamamos a reconocer el espacio donde vivimos y nos relacionamos a la hora de evaluar la crisis actual de nuestro país. Compartimos que una nueva Constitución es el camino para construir en conjunto un país que garantice el cumplimiento de nuestros derechos y dentro de ellos, el derecho a la ciudad.

Para ello, nos ponemos a disposición para construir espacios de organización y acción que permitan informar(nos) y retroalimentar(nos) para pensar ciudades para todos y todas.

Red Mujeres por la Ciudad

Una obra contra el acoso callejero

Como Urbanismo Social, buscamos generar a través de proyectos urbanos una cultura de la convivencia basada en los vínculos de respeto y confianza, para que todas y todos tengan el mismo derecho a sentirse seguras/os, orgullosas/os y felices habitando en su ciudad. Pero es en las ciudades donde a veces se ejecutan prácticas violentas que perjudican este derecho. Una de ellas, es el acoso sexual callejero.

Aprovechando los proyectos como palanca para impulsar ciertos cambios en la cultura de convivencia, es que como fundación generamos una serie de talleres de sensibilización para la prevención del acoso callejero, en la obra de Red Megacentro en Recoleta, en alianza con la empresa constructora EBCO y el Grupo FLESAN. El objetivo es que la instalación de una empresa en un territorio se haga de forma respetuosa y entregando valor a los territorios y a quienes habitan en el entorno. Se realizaron tres talleres junto a los y las trabajadoras de la obra, y se instalaron afiches y material gráfico para potenciar y difundir los mensajes clave y aprendizajes al respecto. 

Contra el acoso callejero

El primer taller  trató sobre la ley y las ordenanzas municipales que sancionan y previenen el acoso callejero. El segundo entregó nociones sobre la violencia de género, desmitificando algunas creencias que han normalizado el acoso callejero. Durante la última jornada, se habló sobre la prevención del acoso callejero, invitando a todos y todas a ser agentes contra la violencia de género. 

“El consejo que aprendí es que como hombre puedo hablar cuando está ocurriendo una situación así. Creo que no es permitido no hablar. Podemos ayudar y podemos crecer juntos en esto”, reflexiona Luis Torres, maestro en la obra de Flesan.

Cada contenido que se impartió en el taller, fue contrastado con experiencias compartidas por los y las asistentes, para acercar los aprendizajes a la cotidianeidad. Los talleres se impartieron de forma diferenciada a trabajadores y trabajadoras, ya que las experiencias de violencias y acoso son diferentes para mujeres y varones. 

Al final del proceso, la obra se declaró en contra del acoso callejero y se instaló como símbolo un cartel en los muros externos, que expresa esta declaración.

Declaración Día Internacional de las Mujeres trabajadoras

Nuestras ciudades reflejan y reproducen las desigualdades y discriminaciones —de género, de clase, raza, edad, nacionalidad— inherentes a la sociedad que habitamos.  Diferentes organizaciones y personas que nos dedicamos al estudio, intervención y construcción de la ciudad, nos hemos organizado y conformamos la Red de Mujeres por la Ciudad, que en el contexto de la conmemoración del día de la mujer trabajadora y el llamado a huelga para el 8 de marzo, declaramos: 

La desigualdad de género es una forma de violencia que se expresa de múltiples formas en la vida urbana de mujeres y niñas, incrementando un sentimiento de exclusión e inseguridad. Es en la ciudad donde son realizadas las labores de cuidado y trabajo doméstico no remunerado, socialmente asignado a las mujeres y que muchas veces se desarrollan en condiciones aisladas e inseguras de movilidad y desplazamiento especialmente en zonas empobrecidas y degradadas, dificultando la presencia de las mujeres en el espacio público. 

La confianza y seguridad de las mujeres en el espacio privado y público es central para el desarrollo de ciudadanía y el libre ejercicio de nuestros derechos. Cuando las mujeres, especialmente las niñas y jóvenes nos encontramos expuestas a violencias específicas por el solo hecho de ser mujeres (violencia sexual, violencia simbólica, violencia institucional, entre otras), abandonamos los espacios públicos, disminuimos nuestra movilidad, cambiamos nuestros recorridos. En definitiva, restringimos el tiempo y el espacio de uso, nuestra experiencia y disfrute de la ciudad. 

En nuestro país las niñas y mujeres están expuestas a un alto riesgo de sufrir violencias, tanto físicas como estructurales, con consecuencias profundas y duraderas.  Ellas y las mujeres más jóvenes son las principales víctimas de acoso y abuso sexual en los espacios públicos, las calles, las plazas y en el sistema de transporte, lo que impide que participen activamente de la vida urbana.

  • El 97% de las mujeres jóvenes ha sufrido acoso callejero, según datos del año 2015. La mitad por lo menos una vez a la semana y dos de cada 10 con frecuencia diaria. 
  • 18,4% de las mujeres de la Región Metropolitana rehúyen transitar por plazas y parques; 20,2% rehúyen transitar por algunas calles, en comparación con 12% y 14,4% de los hombres, respectivamente.

Las niñas, tienen derecho a ser protegidas contra todo abuso y agresión. Una ciudad libre de violencia hacia ellas hoy, es construir un futuro de libertad y autonomía para las mujeres de mañana. 

Una ciudad con espacios públicos, equipamientos y servicios y viviendas de calidad que respondan a las necesidades y aspiraciones de ciudadanas y ciudadanos; una ciudad con redes de prevención, atención y reparación de la violencia contra las mujeres; una ciudad que garantiza los derechos de las niñas; es una ciudad que avanza hacia la igualdad de género. 

Red Mujeres por la Ciudad